real madrid fotos videos

El Real Madrid ganó su novena Copa de Europa el 15 de Mayo de 2002 frente al Bayern Leverkusen. Nada más aterrizar en Madrid, minutos antes de las cinco de la tarde, la expedición madridista se dirigió hacia la sede de la Comunidad de Madrid, donde más de 15.000 personas esperaban al nuevo Campeón de Europa. A la conclusión del acto junto al Presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz Gallardón, el Real Madrid se dirigió al Ayuntamiento. En la Plaza de la Villa, miles de madrileños aclamaron a sus ídolos. Para cerrar esta gira triunfal, los héroes de Glasgow acudieron a la Catedral de la Almudena. Finalmente la diosa Cibeles recibió a los nuevos Campeones de Europa. Las calles de Madrid se colapsaron para rendir un merecido homenaje a los Héroes de Glasgow.


La Puerta del Sol, lugar donde se encuentra la Comunidad de Madrid, fue la primera cita del Real Madrid nada más bajarse del autobús que le trasladó desde el aeropuerto de Barajas. La expedición llegó a este céntrico lugar pasadas las seis de la tarde. Una vez allí, los jugadores salieron al balcón y ofrecieron el título a los aficionados congregados. Raúl, micrófono en mano, cantó el Cumpleaños feliz junto a todos los presentes. Solari también animó a la gente al grito de ¡¡campeones, campeones!!, canción que no dudaron en seguir el resto de sus compañeros.

real madridTras la visita a la Sede de la Comunidad, y minutos antes de las siete de la tarde, los jugadores llevaron la Novena hasta el Ayuntamiento donde el Alcalde de Madrid, José María Alvarez del Manzano, recibió por tercera vez desde que está en el cargo a los Campeones de Europa. La euforia volvió a desatarse cuando los jugadores se asomaron al balcón de la Plaza de la Villa, completamente repleta de madridistas. De nuevo los cánticos y los gritos de apoyo inundaron el ambiente. Raúl, Roberto Carlos y Zidane, entre otros, exhibieron el trofeo ante un público entregado. “Para vivir momentos como éstos trabajamos duro durante todo el año”, dijo el canterano, autor del primer tanto en la Final. Uno de los gestos más aplaudidos fue el beso que le dio Luis Figo a la Copa de Europa.

Fernando Hierro y Raúl González fueron los encargados de hacer la ofrenda del título de Campeón de Europa a laVirgen de la Almudena, donde más de 3.000 espectadores aclamaron al equipo. Los dos capitanes precedieron al resto de la expedición blanca en este emotivo acto. Durante la misa celebrada con anterioridad, Raúl, Hierro y Guti se situaron en la primera fila de la Catedral como representantes del primer equipo. Justo a su izquierda, Florentino Pérez y Fernando Fernández Tapias también estuvieron presentes en dicho acto.

real madrid fotos videos

A continuación, serán recibidos en el Ayuntamiento de Madrid por el alcalde de la capital, José María Alvarez del Manzano. A las 19.30 horas está prevista la ofrenda en la Catedral de La Almudena. Los jugadores tendrán un encuentro más cercano con los aficionados madrileños cuando se dirijan, a partir de las 20:30 horas, a celebrar el título en La Cibeles. Y a las 22:00 horas, todos para el estadio, donde se celebrará un impresionante fin de fiesta.

Alrededor de 75.000 enfervorizados aficionados se han dado cita en el Bernabéu para “no” ver jugar al Real Madrid. Hoy no había fútbol, había fiesta. La más grande, la más esperada: la organizada para recibir a la Novena en la que será su futura casa. Todo salió a la perfección. Javier Capitán dirigió esta ceremonia especial que contó con la presencia de ocho Campeones de Europa, entre ellos Mijatovic. El público aclamó uno a uno a los jugadores, y tuvo detalles especialmente emotivos con Casillas, con Zidane y con Raúl, que una vez derrochó poderío torero. El Cumpleaños Feliz dedicado al Centenario y los fuegos artificiales pusieron el gran colofón a una fiesta tan impresionante, que llegó a emocionar a una afición sanísimamente acostumbrada a disfrutar de estos actos cada año. ¿Nos volvemos a ver el que viene?

real madrid fotos videos

El televisivo Javier Capitán fue el perfecto maestro de ceremonia. Ante el clamor popular, este madridista singular fue presentando a cada una de las Ocho Copas de Europa que habían venido a recibir a la Novena. Cada una, guiada por una leyenda del madridismo que fue protagonista de su conquista: Di Stéfano, con la primera; Paco Gento con la segunda; Santamaría con la tercera, el francés Kopa con la cuarta, Pachín con la quinta, Amancio con la Sexta, Mijatovic (sí, Pedja de nuevo en el Bernabéu) con la Séptima (¿recuerdan su gol?) y Sanchís con la Octava. Ocho Campeones de Europa, representantes de otras tantas plantillas que hicieron grande a este Madrid Centenario.

Y llegó el momento de recibir a los Campeones. Primero se presentó a los canteranos, cuya participación será decisiva en un futuro muy cercano. Y después, uno a uno también, fueron saliendo los Campeones, aclamados por una afición cada vez más entregada; cada nombre que anunciada el speaker provocaba una ovación en las gradas: Iker, César, Carlos Sánchez… así, hasta llegar a Raúl, y tras el cuerpo técnico… ¡Fernando Hierro con la Novena!. Todos sobre una gran estrella en el centro del terreno, rodeado de las ocho pequeñas, comenzaron a adorar a la Novena, que se izó sobre un atril flotante, como queriendo alcanzar el cielo. Miles de globos de color púrpura, simulando ser estrellas, acompañaron a la Novena en la ascensión, con una música idónea de fondo: el “Whe are the Champions”.

Los fuegos artificiales crearon en el cielo el Logo del Centenario. Raúl cogió el micrófono y comenzó a cantar el “Cumpleaños Feliz”, momento en el que Roberto Carlos se acercó al público y recogió una bandera de su país. Los jugadores iniciaron entonces una vuelta al estadio, para que los aficionados vieran aún más de cerca la ansiada Novena. Después, y ante el fervor de los aficionados, Raúl se dirigió a Mijatovic y se fundieron en un abrazo. Instantes después, Hierro y Guti se unían al jugador montenegrino y a todos los Campeones.

La afición estuvo espléndida, pero especialmente con un jugador, Casillas, quien fue elevado a hombros por sus compañeros Karanka y Morientes. En ese momento, el Bernabéu se ha convertido en un Karaoke gigante y todos juntos han cantado el Himno del Centenario.Cuando pensábamos que todo había llegado a su fin, apareció el Torero Raúl, quien capote en mano, se despidió del público con diez verónicas que quitaron el sentío. Puro arte el “7” blanco, que puso un broche de oro a una fiesta irrepetible… al menos hasta el año que viene.

Sigue toda la actualidad del Real Madrid en www.RealMadridWeb.com